Weblog von Patricia Wegenast

Aug 22, 2007 at 09:18 o\clock

Chavez zahlt "den Armen" ....bustickets in London!!! ladron!

Hilfe für die Armen Londons - Chavez zahlt Bustickets

Marketing in Übersee: Venezuela will sozial benachteiligten Londonern die Bustickets zum Teil finanzieren. (Foto: dpa)

Foto: dpa

London (dpa) - Der umstrittene venezolanische Präsident Hugo Chávez bezahlt sozial benachteiligten Londonern künftig einen Teil der Bustickets. Mit Hilfe von Millionen von Petro-Dollars aus dem lateinamerikanischen Land soll Bewohnern mit einem geringen Einkommen die Hälfte des Fahrpreises erlassen werden.

Das berichtet die «Financial Times». Der Einjahresvertrag mit dem europäischen Arm des staatlichen venezolanischen Ölkonzerns, Petróleos de Venezuela Europa, sieht eine Unterstützung von umgerechnet 24 Millionen Euro vor. Bis zu eine Million Londoner, darunter auch Behinderte oder Alleinerziehende, könnten von dem Angebot profitieren.

http://news.de.msn.com/politik/Article.aspx?cp-documentid=5937384

 

Oiling the wheels

Now to the bizarre tale of one of the world's richest cities accepting handouts from a developing nation. Poor Londoners are to receive half-price bus and tram travel funded with millions of Venezuelan oil dollars, says the Financial Times.

http://business.timesonline.co.uk/tol/business/markets/article2297898.ece

 

Aug 22, 2007 at 07:58 o\clock

Contra la modificación de la Constitución

Subject: Fw: Firma contra la modificación de la Constitución



Por favor, entra en la dirección que aparece mas abajo y firma contra la modificación de la Constitución. Puedes agregar la firma de cualquier familiar y/o de cualquier amigo que quiera adherir a esta petición. Por favor circulala a través de tu lista de correos.
Gracias,
Adolfo R. Taylhardat

Aug 14, 2007 at 19:13 o\clock

Chavez el idiota

by: Venezuela   Keywords: chavez, venezuela

Periódico Argentino-

Chávez, El Idiota.- BRAVO POR ESTE ARTICULO...


ASI SE EXPRESAN DE CHAVEZ EN UN

Idiota no es cualquiera Sr. Director:
Se necesita vocación y entrenamiento. Sea cual sea  el empaque. Porque hay  varias clases de idiotas: los invisibles y los que  encandilan. Los inoloros  y los que apestan. Los insípidos y los que empalagan. Hay idiotas con toga  e idiotas con botas. Hay idiotas de reciente cosecha  y los hay añejados.  Hay idiotas por conveniencia y hay idiotas por  convicción. Todo idiota, sin  embargo, tiene su equipamiento básico: una serie de  rasgos peculiares que  lo definen y lo separan del resto de la especie.
el idiota típico, por ejemplo, no distingue colores ni matices. Ve el  mundo en blanco y negro. Alimenta su discurso con  dicotomías. Pobres y ricos.
Patriotas y lacayos del imperio. Buenos y malos. Capitalismo y socialismo.  Bush y el otro. El idiota practica el autoengaño.  Cree que maneja a los  demás... y los demás lo usan. Lo ponen,  verbigracia, a dar insultos a un  gringo en tierra ajena, mientras el anfitrión voltea su estrabismo para  desentenderse. O algún analfabeto presidente,
embutido en un poncho, le  organiza un acto de adulación para vaciarle la bolsa
mientras habla. El idiota no sabe lo que dice. Usa la lengua pero no el cerebro. Le rinde
culto a la consigna. Llama a formar 'uno, dos, tres Vietnam', sin recordar  el sufrimiento que un solo Vietnam le causó al  mundo. O grita a todo  gañote 'Patria, socialismo o muerte', como opciones  alternativas de futuro. Como una amenaza enarbolada  a los cuatro vientos, que deja sin espacio a quienes  creen en la humanidad, la libertad y la vida. El idiota no sabe sacar cuentas. Se mira en el  espejo y grita '¡Somos  dos!'.
El idiota, en efecto, asocia a su país con tres  países pobres y pequeños...
y cree que el imperio está temblando. VenezuelaCuba, Bolivia y Nicaragua  se  embarcaron en esa aventurilla que es ALBA. Unidos  suman unos 50 millones
de habitantes. La mitad de los que tiene México. La  cuarta parte de los de  Brasil. La sexta parte de la población del imperio. Bush no se ha dado ni  cuenta de que el ALBA respira. El idiota no sabe que  los demás lo ven. Persigue al hombre de su vida
(sino existiera Bush lo inventa ría) por toda América Latina, y luego dice que aquél lo anda buscando. Monta un show de bostezos y de insultos en un  pequeño estadio de un barrio bonaerense y luego va a  dormir en el Sheraton hotel. Prédica y conducta por
distintos rumbos. El idiota no tiene identidad  política. En Argentina se proclamó hijo de Bolívar,  de San Martín, de Tupac Amaru, del Ché Guevara y de  Perón. Cuando visita Cuba es hijo de Martí. En  Nicaragua es hijo de Sandino. En Perú, de Velasco.
En la China, de Mao. Esa  mezcla de padres tan  disímiles tal vez sea responsable del desorden  ideológico que el pobre idiota carga entre verruga y  ceja.
El idiota prefiere lo parejo. Le tiene miedo a la  diversidad. Por eso  quiere un partido único donde todos complazcan sus  caprichos. Y un pensamiento único que evite la
comezón de la disidencia. Y un líder único y eterno,  cuyo dedo decida el rumbo el país. El idiota no asume responsabilidades. La culpa es siempre de otro. Del neoliberalismo. Del imperialismo. De la oligarquía. De los medios de comunicación. De sus
ministros, incluso. Es un experto en el arte de lavarse las manos. El idiota se cree grande porque hay otros idiotas que lo aplauden. El idiota se cree  tigre de acero. El idiota no sabe que el acero  también se derrite.

Buenos Aires